Vida y epoca de Michael K

Síntesis 

Un hombre sin familia vaga por Sudáfrica en plena guerra civil. El no se involucra ni se relaciona, mantiene su estilo de vida, la sociedad le exige (y ofrece) cosas que no le interesan. 

La localización de la historia no es relevante. Podría ser cualquier ser humano, en cualquier lugar del mundo, en cualquier tiempo. No importa tampoco que el país esté o no en guerra. 

A favor 

He reconocido algunas sensaciones cercanas. Eso es lo que busco en los libros, sensaciones que he vivido, conocer la visión del autor supongo que para conocerme mejor a mi misma. 

Me ha interesado sobre todo como desarrolla la necesidad de soledad que conozco bien porque frecuentemente me aborda. Esos momentos en que se reduce mi capacidad para procesar las informaciones que llegan del exterior y cosas como los sonidos, la luz o la presencia de gente a mi alrededor, me incomodan hasta mortificarme. En esos momentos me urge esconderme, cerrar los ojos y pasar a la otra dimensión, fuera del espacio y del tiempo, desconectar, sola por fin. Dejar de pensar y entrar en una especie de letargo. 

También me ha interesado hasta que punto el personaje logra reducir sus necesidades (tanto físicas como psíquicas). Consigue eliminar de su ecuación cosas como el hambre o el dolor, hay algo ahí de mística que no conozco y que me atrae. 

Por último me ha gustado la descripción del amor al huerto, también lo he vivido. 

En contra 

Al principio no podía parar de leer, ni para reflexionar. A pesar de que no es un libro de acción, ni cuya temática me apasionara, estaba muy interesada en saber que iba a pasar a continuación. Pero llegó un momento en que las situaciones se repetían una y otra vez, y entendí que no había más. Me pareció poco. El final no me llenó, me dejó esperando algo que nunca llegó. 

Fragmentos 

… has aconseguit viure a la manera antiga, deixant-he arrossegar pel temps, observant les estacions, sense intentar canviar el curs de la història més del que ho fa un gra de sorra. 

Va arribar el vespre en què la primera carbassa estava prou madura per tallar-la. Havia crescut abans i més de pressa que les altres, al bell mig d el’hort; K l’havia marcat com el primer fruit, el primogènit. La closca era tova, el ganivet hi entrava sense força… Pronunciant les paraules que li havien ensenyat, dirigent-les no cap amunt sinó a la terra sobre la qual s’havia agenollat, va resar: “Gràcies pel que estem a punt de rebre”… “Ara ja s’ha completat”, es deia, “tot el que espero és viure aquí tranquilament la resta de la meva vida, menjant els aliments que la meva pròpia feina ha fet nèixer de la terra.”  

Necessita una dieta progressiva, exercicis suaus, i fisioteràpia, i així un dia podrà tornar a la vida del camp d’internament i tenir una possibilitat de desfilar amunt i avall de la pista de l’hipòdrom i cridar eslògans i saludar la bandera i dedicar-se a cavar forats i tornar-los a omplir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: